Imagenología
Contact Center
Buscar

Noticias
Andes Salud

Pubalgia: ¿por qué me duele la ingle?

  27 junio, 2023

Es una condición frecuente en deportistas, pero también se presenta usualmente en mujeres embarazadas y puede generar molestias en los grupos musculares en la zona del pubis, con dolor que se irradia a otras zonas cercanas, como el abdomen y la ingle. ¡Infórmate más sobre la pubalgia y conoce sus causas con nuestros especialistas Andes Salud!

pubalgia

La pubalgia es una afección que causa dolor en la región de la ingle y el área cercana a la sínfisis del pubis, articulación donde se unen los huesos púbicos, en la parte frontal de la pelvis.  

Las molestias están asociadas a la tensión excesiva o una lesión en los músculos o tendones de la zona abdominal que se insertan en borde superior del pubis, y/o en la musculatura aductora de la cadera, que abarca el muslo interno y se inserta en la zona inferior del pubis. 

¿Cuáles son las causas de la pubalgia?

Existen distintos factores que pueden incidir en la aparición de esta condición. Como indicó el doctor Pedro Morales, traumatólogo de Clínica Andes Salud Concepción, “generalmente, puede gatillarse por la sobrecarga o el uso excesivo de los grupos musculares mencionados anteriormente o por un desequilibrio en las estructuras que soportan el pubis, la pelvis y/o el abdomen”.  

Entre las principales causas de la pubalgia, es posible identificar: 

  • Lesiones deportivas: quienes practican deportes que involucran movimientos repetitivos, intensos y cambios de dirección frecuentes, como el fútbol, el hockey, el rugby o el tenis, tienen más probabilidades de presentar pubalgia.  
  • Desequilibrios musculares: debilidad en músculos aductores, glúteos o estabilizadores del tronco, rigidez articular en la cadera o rodilla y acortamiento de los músculos isquiotibiales o flexores de la cadera. 
  • Factores anatómicos: como una discrepancia en la longitud de las piernas, una alineación inadecuada de la pelvis o una estructura ósea anormal, que pueden alterar la mecánica normal y aumentar el estrés en los tejidos de la región de la ingle.  
  • Embarazo: los cambios hormonales experimentados en la gestación, el aumento del volumen del cuerpo y las alteraciones en la postura y alineación del cuerpo, son factores que aumentan el riesgo de pubalgia.  

¿Qué síntomas se asocian a la pubalgia? 

Los síntomas de la pubalgia pueden variar de una persona a otra, pero generalmente se manifiestan con dolor en la ingle y pubis. Otras señales que pueden alertar sobre esta condición, incluyen: 

  • Dolor profundo y localizado, que aumenta con el deporte
  • Dolor que se irradia hacia la parte interna del muslo, abdomen o espalda baja
  • Molestias al cerrar las piernas o al levantarse luego de estar acostado
  • Dolor al tocar la zona afectada 
  • Rigidez en la zona de la ingle y cadera
  • Dolor a un solo lado de la ingle

¿Cómo se puede tratar esta condición? 

El tratamiento de la pubalgia puede variar según la gravedad de los síntomas y las necesidades individuales de cada persona. “Lo primero que buscamos, es entregar alivio al paciente, con un manejo adecuado del dolor. Eso podemos lograrlo a través de medicamentos antiinflamatorios y reposo deportivo”, indicó el doctor Morales.  

Junto a lo anterior, se recomendarán distintas acciones terapéuticas, como: 

  • Kinesioterapia: para disminuir la inflamación, reforzar los músculos debilitados y mejorar la estabilidad de la pelvis y la región de la ingle. Esto puede incluir ejercicios de fortalecimiento, estiramiento, equilibrio y técnicas de movimiento adecuadas. 
  • Masajes: con el objetivo de aliviar la tensión muscular en la zona y en otras aledañas, como la región lumbar y abdominal.  
  • Infiltraciones: si con las acciones anteriores el dolor no cesa, se podrá recomendar realizar infiltraciones con corticoides o factores de crecimiento, para regenerar tendones en caso de desgarro. 
  • Cirugía: en casos más severos, es posible que se requiera una tenotomía, cirugía que implica la liberación de un tendón que está tensado, acortado o causa restricción de movimiento. Puede realizarse de forma percutánea, a través de pequeñas incisiones o mediante una incisión quirúrgica. 

¿Crees que tus síntomas pueden deberse a una pubalgia? Consulta con nuestros especialistas en traumatología Andes Salud, para que puedan orientarte en el diagnóstico y en el tratamiento adecuado para aliviar tus molestias. ¡No lo dejes pasar!

  Noticias Relacionadas

Bursitis y tendinitis: ¿cuál es la diferencia?

  8 abril, 2024

Aunque en ocasiones pueden manifestarse de forma similar, la bursitis y la tendinitis tienen un ...

Andes Salud en RunFrutillar: por una vida activa y s...

  2 abril, 2024

Andes Salud se suma al éxito del RunFrutillar 2024, destacando la importancia del cuidado de ...

¿Cuándo se indica realizar un perfil hepático?

  2 abril, 2024

Ya sea a modo preventivo o para diagnosticar condiciones asociadas a la función del hígado, ...

Nuevo Director Médico en Clínica Andes Salud Puerto...

  1 abril, 2024

A partir del 01 de abril, el Dr. Felipe González, médico cirujano, asumirá el cargo ...

Buscar

Para estar informado