Imagenología
Contact Center
Buscar

Noticias
Andes Salud

Glaucoma: ¿qué es y cuáles son los síntomas asociados?

  16 marzo, 2023

Es una de las causas de la pérdida progresiva de la visión y aunque afecta principalmente a adultos mayores, el glaucoma también puede presentarse en personas más jóvenes. ¿Has escuchado hablar de esta patología? Nuestros especialistas de Andes Salud te cuentan más detalles. 

El glaucoma es un grupo de trastornos oculares, que se caracterizan por el daño en el nervio óptico, el cual se encarga de transmitir las imágenes captadas por la retina, hacia el cerebro, para que este las pueda decodificar.  

glaucoma

Existen distintas enfermedades que producen daño en el nervio óptico, pero en el caso del glaucoma, está vinculado a un aumento de presión en el ojo, debido a la acumulación del humor acuoso, líquido transparente que nutre y oxigena las estructuras del globo ocular.

Cuando el humor acuoso no puede ser correctamente drenado a través de la red trabecular, estructura esponjosa ubicada en la base de la córnea, esto puede afectar la salud del nervio óptico y de la retina, de forma progresiva o también, abrupta. 

¿Cuáles son los distintos tipos de glaucoma? 

Dependiendo de sus causas, la manifestación de los síntomas y algunos factores de riesgo, es posible identificar dos grandes categorías de glaucoma: 

  • Glaucoma de ángulo abierto: es el tipo más frecuente de glaucoma y ocurre cuando existen obstrucciones o disfunciones en el sistema de drenaje del iris y la córnea. No presenta síntomas en una etapa inicial y de forma progresiva, la persona ve afectada la visión periférica. En etapas más avanzadas, también se deteriora la visión central. Ser mayor de 40 años, tener antecedentes familiares y contar con un diagnóstico de miopía, pueden ser factores de riesgo
  • Glaucoma de ángulo cerrado: este tipo de glaucoma, está relacionado con el bloqueo del ángulo de drenaje y la red trabecular, debido al abultamiento del iris. Con ello, el humor acuoso no puede circular, lo que provoca aumento rápido de la presión en el ojo y la aparición de síntomas, como dolor de cabeza intenso, dolor de ojos, náuseas, visión borrosa, enrojecimiento o anillos de colores al mirar las luces. Suele afectar más a mujeres mayores de 50 años, con diagnóstico de hipermetropía. 

También, hay ocasiones en que es posible identificar la causa directa del glaucoma, como por ejemplo, cuando el aumento de presión intraocular se debe al consumo de medicamentos con corticoides, a una lesión o traumatismo, a malformaciones congénitas o enfermedades como cataratas, diabetes, migraña,  entre otros. 

¿Cómo es el tratamiento del glaucoma?

Ante la presencia de síntomas o factores de riesgo, el médico tratante hará un control clínico oftalmológico para revisar el estado de la visión periférica, indicar exámenes por imágenes para evaluar el daño en el nervio óptico y otras pruebas de diagnóstico, como: 

  • Tonometría: para medir la presión intraocular
  • Gonioscopia: para examinar el estado del ángulo de drenaje y la red trabecular
  • Paquimetría: para medir el espesor de la córnea

En cuanto al tratamiento, el principal foco es actuar a tiempo para evitar la pérdida de visión que puede ocasionar el glaucoma. Lo que buscamos, es disminuir la presión intraocular, para evitar mayores daños en el nervio óptico y la retina. 

Para ello, podrán indicarse: 

  • Medicamentos: en formato de gotas para los ojos, con compuestos como prostaglandinas, betabloqueadores, agonistas alfa adrenérgicos, inhibidores de la anhidrasa carbónica o agentes mióticos o colinérgicos, entre otros. En caso de que las gotas no sean efectivas, también podrán recetarse medicamentos orales.
  • Cirugía: en pacientes que no pueden usar gotas para los ojos o que no responden al tratamiento, se evaluará la posibilidad de realizar una cirugía. El tratamiento podrá ser a través de cirugía láser (trabeculoplastia) para mejorar el drenaje de la red trabecular, cirugía de filtración (trabeculectomía), para crear otra vía de drenaje en el ojo, cirugía de drenaje, para reducir la presión ocular o la cirugía de invasión mínima del glaucoma. 

¿Existen acciones preventivas para reducir el riesgo de glaucoma? 

Para mantener una buena salud ocular y diagnosticar a tiempo enfermedades como el glaucoma, es importante realizarse controles periódicos, sobre todo si son personas con factores de riesgo asociados. 

Si cumples las siguientes condiciones, agenda tu consulta oftalmológica preventiva:

  • Eres mayor de 50 años 
  • Tienes diagnóstico de miopía o hipermetropía
  • Tienes antecedentes familiares de glaucoma
  • Te realizaste una cirugía ocular anteriormente 
  • Has sido diagnosticado de diabetes, migraña, presión arterial alta y/o anemia de células falciformes
  • Te recetaron medicamentos con corticoides, sobre todo en formato de gotas para los ojos

En Andes Salud, le damos prioridad al cuidado de tu salud visual. ¡Agenda hoy tu hora para realizar tus chequeos anuales, nuestros especialistas te están esperando para orientarte en la prevención!

  Noticias Relacionadas

En el Día Mundial de la Hipertensión, ¡conoce cómo p...

  17 mayo, 2024

El desarrollo de esta condición que afecta a los vasos sanguíneos que llevan la sangre ...

Bomberos de Chile y Andes Salud firman convenio de c...

  16 mayo, 2024

En la Junta Nacional de Bomberos de Chile, el Presidente Nacional, Juan Carlos Field, recibió ...

¿Cómo me preparo para una endoscopía?

  14 mayo, 2024

A través de este procedimiento, es posible obtener imágenes en tiempo real del interior del ...

Deportólogo de Andes Salud participa en curso organi...

  9 mayo, 2024

El Dr. Francisco Martínez Paz, médico deportólogo del Centro de Traumatología y Medicina del Deporte ...

Buscar

Para estar informado