Imagenología
Contact Center
Buscar

Noticias
Andes Salud

Conoce más sobre el linfoma y sus síntomas

  15 septiembre, 2023

En una nueva conmemoración del Día Mundial del Linfoma, te invitamos a informarte sobre esta enfermedad que también puede ser diagnosticada en etapas tempranas de la vida. En el siguiente artículo, te contamos más sobre el linfoma y cómo se manifiesta. 

El linfoma es un tipo de cáncer que afecta el sistema linfático, una parte esencial del sistema inmunológico del cuerpo. 

El sistema linfático está formado por la linfa, los vasos y ganglios linfáticos, además de otros órganos, como el bazo y la médula ósea. Su función es combatir infecciones y enfermedades, así como ayudar a mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo. 

Los linfocitos son las células del sistema linfático. Hay distintos tipos de linfocitos, como las células B, las células T y las NK, cada una con un rol específico para las defensas del organismo. Cuando estas células cambian, aumentan de tamaño y proliferan de forma descontrolada, pueden formar tumores llamados linfomas

Existen distintos tipos de linfoma, sin embargo, los principales subtipos son: 

  • Linfoma de Hodgkin: afecta específicamente a las células B, llamadas células de Hodgkin o Reed-Sternberg (HRS). Suele ser diagnosticado en etapas más tempranas de la vida, entre los 30 y 35 años
  • Linfoma no Hodgkin: es un grupo diverso de linfomas que no involucra células de Hodgkin o de Reed-Sternberg. Los LNH son más comunes que el linfoma de Hodgkin y se dividen en muchos subtipos diferentes, algunos menos agresivos que otros. Pueden afectar a las células B, células T o NK. Generalmente, es diagnosticado en personas entre 60 y 70 años

El linfoma generalmente comienza en un grupo de ganglios linfáticos en una parte del cuerpo, como pecho, cuello o axilas, sin embargo, se puede propagar a casi cualquier tejido u órgano del cuerpo a través del sistema linfático o del torrente sanguíneo.

¿Cuáles son los principales síntomas del linfoma?

Los síntomas del linfoma pueden variar según el tipo específico, su ubicación en el cuerpo y la etapa en la que se encuentre. 

Sin embargo, algunos de los síntomas más comunes que pueden indicar la presencia de linfoma incluyen: 

  • Inflamación de los ganglios linfáticos: el agrandamiento de los ganglios, especialmente en el cuello, las axilas o la ingle, es uno de los síntomas más notorios del linfoma. A diferencia de un ganglio benigno, provocado por un resfriado o infección, los ganglios en el linfoma son duros y no duelen, no se mueven al tocarlos, persisten más de un mes y miden más de 2 cm.  
  • Fiebre: la fiebre sin una causa aparente, que suele ser intermitente y acompañada de sudores nocturnos, puede ser un signo de linfoma.
  • Sudores nocturnos: sudoración excesiva durante la noche, a menudo empapando la ropa de cama, es un síntoma característico. 
  • Pérdida de peso inexplicada: cuando ocurre sin cambios en la dieta o el nivel de actividad física, puede ser un signo de linfoma. 
  • Picazón en la piel: algunas personas pueden sentir picazón en la piel, que a menudo es más intensa después de la ducha o el baño.

Los síntomas del linfoma a menudo pueden ser confundidos con otras condiciones, ya que también genera malestar general, debilidad, tos, dificultad para respirar o dolor en el abdomen. Es muy importante conocer las señales de alerta y consultar a tiempo.

¿Cuándo es necesario consultar con un especialista?  

Ante la aparición de los síntomas mencionados anteriormente, sobre todo un ganglio agrandado con las características de un linfoma, es clave acudir con un médico especialista en hematología, para realizar los estudios pertinentes y en caso de sospecha, una biopsia para confirmar o descartar el diagnóstico. 

De la misma forma, aquellas personas con factores de riesgo, también deben realizarse controles periódicos. Quienes tienen probabilidades más altas de desarrollar un linfoma, son quienes presentan: 

  • Antecedentes familiares
  • Inmunodeficiencias
  • Infecciones virales
  • Enfermedades autoinmunes
  • Exposición a químicos y radiación
  • Antecedentes de quimioterapia o radioterapia 

En el Día Mundial del Linfoma y durante todo el año, preocuparte por tu salud y estar atento a las señales de alerta, será esencial para detectar a tiempo. ¡Agenda tu hora con nuestros hematólogos para mayor orientación!

  Noticias Relacionadas

Revisa el semáforo de lactancia y aprende a reconoce...

  12 julio, 2024

Cuando se es madre o padre, sobre todo si eres primerizo, una de las tareas ...

Chequeo cardiovascular y la importancia de hacerlo p...

  12 julio, 2024

Cuidar tu corazón y evaluar cómo está funcionando tu sistema cardiovascular es esencial para prevenir, ...

Traumatólogos de Andes Salud y Hospital de Puerto Mo...

  9 julio, 2024

En un esfuerzo conjunto por reducir la lista de espera de atenciones ambulatorias de especialidad, ...

Esguince de tobillo: De la torcedura al tobillo ines...

  4 julio, 2024

¿Te has doblado el tobillo? Un simple paso en falso, un mal movimiento al bajar ...

Buscar

Para estar informado