Nuevas Salas de Parto Integral: preocupados desde el primer momento

Acercar servicios de alta complejidad a las regiones de nuestro país es parte de nuestro compromiso, por lo que en esa línea, y atendiendo a la creciente necesidad de la Región de Los Lagos, es que Clínica Andes Salud Puerto Montt mejoró las instalaciones de sus salas de parto, convirtiéndolas en salas de parto integral, con infraestructura moderna y renovada, para así mantener el alto estándar de atención que nos tiene posicionados como pioneros en la atención materno-neonatal.

 

“Así como lo hacemos en muchas de nuestras especialidades, nuestra maternidad ha sido renovada, incorporando nuevas tecnologías y metodologías de trabajo, lo que junto a profesionales de excelencia nos permite abordar de mejor forma los embarazos y el momento más esperado de este, que es el parto”, indicó Angélica García, Matrona coordinadora de UPC Neonatal de Clínica Andes Salud Puerto Montt.

 

Facilitando el apego

 

Además de buscar la mejora en la capacidad de respuesta ante complicaciones, a través de la adquisición y modernización de sus dependencias, uno de los principales objetivos que motivaron estas mejoras es la de facilitar y propiciar el apego entre los padres y el recién nacido, que se entiende como la conducta instintiva de las personas para formar un vínculo afectivo. Esto se busca a través del establecimiento del contacto inmediato, lo que provoca, entre otras cosas, que los recién nacidos puedan regular mejor la temperatura, mejoras en el desarrollo de la inmunidad por la colonización precoz con la flora bacteriana materna y un mejor desarrollo psicosocial y respuesta ante situaciones de estrés.

 

Mientras, en el caso de las madres, el apego promueve la lactancia al provocar una mayor producción de prolactina y la contracción del útero, por el incremento de oxitocina.

 

Mejor capacidad de respuesta

 

Además de propiciar la relación desde el alumbramiento, estas mejoras incluyeron a nuestra la Unidad de Paciente Crítico Neonatal, por lo que “hemos incrementado nuestra capacidad de atención, todo esto gracias al trabajo de un equipo multidisciplinario, quienes junto a la misma comunidad han podido conocer las particularidades y necesidades de la Región de Los Lagos”, explicó la matrona Angélica García.

 

En las últimas décadas, según Indica el Ministerio de Salud, se ha registrado un importante aumento (del 29%) de nacimientos prematuros, pasando de un 6,2% en 1991 a un 8% en 2012, lo que podría explicarse por el incremento de madres mayores de 35 años (que pasaron de un 10,6% en 1991 a 16,6% en 2012). Además, las madres primíparas (que tienen su primer hijo) en ese grupo etario presentan un mayor riesgo relativo de prematuridad.